El pollo y la salud

Pollo y salud: 10 beneficios nutricionales

Pollo y salud están muy vinculados.

La carne de pollo es muy saludable, por lo que es recomendada por los mejores médicos y nutricionistas.

La relación entre pollo y salud es tan importante que la carne de pollo, especialmente la pechuga,se recomienda en dietas para adelgazar,por su bajo contenido en grasas y calorías.

La grasa del pollo y de la piel del pollo además se puede retirar fácilmente antes de cocinarlo.
El pollo es un alimento de excelente valor nutritivo, rico en proteínas del alto valor biológico, es decir, el organismo humano las utiliza eficientemente en la formación de tejidos y músculos.

También es rico en vitaminas del complejo B y contiene acidos grasos buenos para el organismo como los mono insaturados y los poli insaturados, los cuales ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

La carne de pollo es más ligera y más fácil de digerir que las carnes rojas.

Es por ello que se puede suministrar a los niños desde temprana edad, es ideal para las madres gestantes y lactantes.

Además, posee un alto contenido de proteínas de alta calidad, mientras que su contenido calórico es bajo y es una carne con grasas saludables (insaturadas), como el ácido linoleico, que ayuda a proteger el corazón y tiene una amplia variedad de vitaminas y minerales.

También es especialmente indicada para personas con hipertensión arterial por su bajo contenido en sodio y es una fuente ideal de energía para deportistas.

El pollo es un alimento del que realmente se podrían comentar muchas propiedades positivas.

Pero para no extendernos lo hemos resumido en 10 beneficios nutricionales del pollo que se deben conocer:

1. Fuente de proteína limpia, sin apenas grasa, y de fácil digestión

El pollo es una gran fuente de proteína magra de alto valor biológico, conocida entre los deportistas como limpia, por ser baja en grasa.

Las proteínas del pollo contribuyen al desarrollo muscular, mejora el desarrollo y ayuda a mantener un peso corporal saludable y a bajar de peso.

Tiene menos de un 10% de grasa en su composición y practicamente sin colesterol.

Una de las grandes ventajas del pollo es su bajo aporte en grasas y calorías.

Además el perfil de las pocas grasas que tiene es positivo puesto que hay más grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que saturadas.

Casi el 70% de su grasa se localiza en la piel.

Su bajo contenido en grasas hace que sea fácil de digerir por los niños pequeños.

De hecho es el primer tipo de carne que se le da a probar al bebé cuando cumple medio año.

2. Antidepresivo natural

El pollo,al igual que el pavo, es alto en un aminoácido llamado triptófano.

El triptófano está relacionado con la sensación de bienestar.

Por ello se recomienda incluir alimentos con triptófano en la dieta, sobretodo en casos de estados depresivos.

Comer carne de pollo aumentará los niveles de serotonina en su cerebro, mejorará su estado de ánimo, eliminará el estrés y dormirá más relajado.

3. Previene la pérdida ósea

La osteoporosis o la artritis,son una preocupación a medida que vamos cumpliendo años.

La proteína protege contra la pérdida ósea en las personas mayores, por ello comer pollo le será de ayuda gracias a su alto contenido proteínico y en minerales.

4. Para la salud cardiovascular

La carne de pollo posee hierro, que interviene en la formación de los glóbulos rojos y el transporte de oxígeno.

Afortunadamente para nosotros, comer pechuga de pollo suprime y controla los niveles de homocisteína.

La homocisteína es un aminoácido tan perjudicial para las paredes de los vasos sanguíneos que altos niveles de ésta en el cuerpo constituyen un importante factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares.

5. Con mucho fósforo

El pollo es rico en fósforo, un mineral esencial para la formación y el buen estado de  dientes y huesos, así como el de los riñones y el hígado.

Así mismo mejora la función del sistema nervioso central.

6. Muy rico en selenio

El pollo también contiene una significativa cantidad de selenio, un mineral fundamental involucrado en el rendimiento metabólico. Es básico para la hormona tiroidea, sistemas de defensa antioxidante y función inmunológica.

No existen demasiados alimentos que tengan grandes cantidades de selenio, por lo que da un mayor valor añadido al pollo.

7. Acelerador del metabolismo

Posee vitamina B6,que activa las enzimas y promueve las reacciones metabólicas celulares (proceso conocido como metilación mediante el cual grupos metilo se transfieren de una molécula a otra, resultando en la formación de una gran variedad de moléculas activas muy importantes).

Ello implica que consumir pollo mantiene los vasos sanguíneos sanos, los niveles de energía altos y hace que el metabolismo se acelere. Y al acelerar el metabolismo, quemamos más calorías.

8. Rico en niacina, potasio y zinc

El pollo es una muy buena fuente de niacina, vitamina del grupo B . Ésta protege contra el cáncer y otros posibles daños al ADN.

También contiene potasio, que es esencial para la contracción muscular y el funcionamiento del corazón. Además aporta zinc, que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario.

9. Promueve la salud de la vista

El pollo al tener un alto porcentaje en retinol, alfa y beta-caroteno y licopeno, todos ellos derivados de la vitamina A, hace mantener una buena calidad en la visión.

10. Esencial para el crecimiento de tejidos sanos

La riboflavina o vitamina B2, presente en el hígado del pollo, reduce los problemas cutáneos y reparará la piel seca o dañada.

Los beneficios del pollo para la salud son innumerables. Pollo y salud van de la mano.

En resumen, el pollo tiene múltiples beneficios para la salud. Por ello es esencial que se incluya en la alimentación diaria.

Además de todos los beneficios nutricionales comentados sobre el pollo y salud, la carne de pollo también destaca por: su excelente sabor, versatilidad en su preparación y gusta en general a toda la población. Ah, no está contraindicada y es de fácil compra para los clientes.

Pollo y salud, ¡divina conexión!

 

 

Close