El producto puede ir en caja de cartón, o en grandes polyblocks. Este tipo de envase es ideal para fábricas o productos de gran consumo, ya que para su uso hay que descongelar el bloque entero. Pero tiene la ventaja, de que como el producto va compactado, queda muy protegido y su conservación es más larga en el tiempo; además del consiguiente ahorro en embalajes.

 

Close